Onboardings exitosos y catástrofes aéreas

15 mins.
Pantalla de información de vuelos de un aeropuerto. Foto de Matthew Smith en Unsplash

Son casi 10 años de experiencia profesional y 7 empresas. En este tiempo han cambiado muchas cosas. Otras no. Otras se han ido reafirmando con el paso del tiempo, según las he ido repitiendo y viendo alrededor. Y una de las que tengo más presente es lo difíciles que son los primeros días en una empresa y la importancia que se le debe dar a los procesos de onboarding.

Los días más difíciles de mi vida profesional con diferencia han sido los primeros días en una empresa. Empezar de cero, sin conocer a nadie, sin referencias, sin saber qué vas a encontrar, qué vas a hacer, si acertaste o si vas a ser capaz de tener éxito. Y es algo que, al menos para mí, no mejora con los años. Cada vez me conozco más, pero una parte de quién soy es lo que los demás piensan de mí. Y volver a empezar en un lugar donde no me conocen es perderme y dudar de si volveré a ser todo lo que era o me quedaré por el camino.

A pesar de que siempre han sido muy duros, lo que sí me ha dado la experiencia es la seguridad de que estos primeros días pueden ser más o menos difíciles según la consciencia y la voluntad que ponga la empresa en el proceso de onboarding. También según la empatía de los compañeros que tengas alrededor.

En este tiempo he vivido algunos onboardings exitosos y auténticas catástrofes aéreas. También he participado, primero como compañero y más tarde como líder de equipo, invirtiendo mucho esfuerzo en mejorar estas experiencias. Por eso me gustaría aportar mi granito de arena, contando lo que he vivido y mi visión actual de los onboardings, para que entre todos les demos la importancia que merecen y podamos hacerlos cada día mejor.

... Continuar leyendo

Oda a la vida media

6 mins.
Amanecer en una playa con nubes. Foto de Joshua Earle en Unsplash

Este es otro de estos artículos personales que no sé si escribo más para mí o para los demás, aunque espero que haya alguien que lo lea, se pueda ver identificado y le sirva.

Lo escribo unas pocas semanas después de cumplir 35 años y unas pocas horas antes de volver a empezar de cero. En una nueva empresa, nuevo sector, nuevas tecnologías y volviendo a empezar desde abajo después de unos años liderando equipos.

Haciendo balance de lo conseguido en estos 10 años trabajando me siento muy afortunado por la carrera profesional que he llevado. Pero también me doy cuenta de que una gran parte de este tiempo he vivido en cierta forma, como diría Freddie Mercury, bajo presión. Una presión que, pensando en frío y con la experiencia, me colocaba yo a mí mismo.

Creo que he fallado al manejar las expectativas y me he dejado llevar por ideas no del todo reales. Y esto me ha llevado a esta presión algo ridícula que no me ha dejado disfrutar del momento y de los logros conseguidos.

Comienzo de nuevo con la esperanza de no cometer los mismos errores y con el objetivo de hacer lo que debí hacer desde un principio, disfrutar de la vida media.

... Continuar leyendo

DRY no es (sólo) lo que piensas

10 mins.
Tierra seca agrietada formando patrones. Foto de Micaela Parente en Unsplash

Seguramente DRY fuera una de los primeros principios de desarrollo de software de los que oíste hablar. Imagino que mientras programabas al lado de algún compañero copiaste y pegaste un bloque de código y éste te dijo algo así como: “¡Oye! Eso va en contra de DRY. No te repitas. Don’t Repeat Yourself!”. O viste un artículo en internet y, claro, con ese acrónimo tan pegadizo se te quedó grabado en el cerebro.

Y así venía a tu mente cada vez que veías el mismo código varias veces o tenías la tentación de copiar y pegar. Y así lo transmitiste siempre que viste una ocasión.

Así al menos fue para muchos de nosotros. Y al empezar a programar es genial tener reglas tan claras de lo que está bien y está mal, de lo que se debe y no se debe hacer. Pero según ganas conocimientos y experiencia te das cuenta de que nada es universal, correcto o incorrecto, blanco o negro. Que las líneas son difusas y que nada es tan fácil como parece, incluyendo DRY.

Hoy quiero escribir de por qué creo que DRY es mucho más de lo que habitualmente se piensa, y de que no trata de ti, no trata sobre repetir, ni siquiera se trata de código, y no siempre es “no”.

... Continuar leyendo

Despertando del País de las Maravillas

6 mins.
Conejo blanco en medio de la naturaleza. Foto de Hossam M. Omar en Unsplash

No sé cuándo cambió mi percepción del tiempo… Recuerdo ser pequeño y sentir que el tiempo pasaba muy despacio. Pensar en que faltaban meses para Navidad, para verano, para el inicio un nuevo curso con la oportunidad de empezar de cero. Meses para el próximo partido, para la próxima carrera, para que saliera ese nuevo juego, esa película que me apetecía ver, ese viaje de fin de curso. Recuerdo ir creciendo, cambiar etapas. Recuerdo mi último verano de verdad al acabar bachillerato, tan improvisado como inolvidable. Recuerdo empezar la universidad, llegar a ese lugar por explorar que era la facultad y presentarme a desconocidos que se convertirían en grandes amigos.

Me imagino que ahí es cuando empezó… En algún momento el tiempo pasó de ir despacio a acelerarse. Y es allí cuando lo vi por primera vez. Ese conejo blanco que sacó un reloj de su chaleco y empezó a decirme al oído una frase que me ha acompañado hasta hoy: “Llegas tarde, llegas tarde, llegas tarde…”

... Continuar leyendo

Pull Requests y otras herramientas de control

9 mins.
Pared llena de cámaras de seguridad. Foto de Lianhao Qu en Unsplash

Desde hace tiempo es recurrente el debate acerca de las Pull Requests en nuestro sector. Espero que sea sólo mi impresión, pero me parece que es la forma de trabajo que se ha impuesto en proyectos y empresas de todo tipo. Y es que, habiendo trabajado con y sin ellas, reconozco que es una forma de trabajo a la que veo muchos inconvenientes y me preocupan sus consecuencias a largo plazo.

Tengo la sensación de que, los que llevamos más tiempo en el mundo del desarrollo, hemos cambiado las normas del juego cuando a nosotros nos ha interesado. Cuando contábamos con más experiencia, lo que nos colocaba como gente más fiable a la hora de revisar, hemos decidido adoptar un sistema en el que se debe revisar todo el código que se escribe en el equipo. Y yo me pregunto:

  • ¿Hasta qué punto esto responde a una estrategia de control y no de trabajo colaborativo?
  • ¿A cuántos de nosotros nos han revisado cada línea de código que escribíamos cuando estábamos empezando?
  • ¿Qué hubiera pasado si así fuera? ¿Nos hubiera ayudado a mejorar antes? ¿O hubiera causado el efecto contrario, frustrándonos, quitándonos la confianza y afectándonos profesionalmente?

... Continuar leyendo